3 cines que no deberías perderte en Amsterdam


No me considero un ‘fanático del cine ‘, pero me encanta ir de vez en cuando. Dos buenos amigos míos, Alex y Julia, pueden ir fácilmente dos o tres veces a la semana. Se volvían completamente locos con los cines de Amsterdam y disfrutaban como nadie yendo a ver pelis. Hay un montón de grandes cines independientes en la ciudad a los que debería empezar a ir  y cada uno de ellos tienen sus propias excentricidades que hacen que merezca la pena la experiencia. En lugar de ir a los típicos cines grandes que en su mayoría pertenecen a diferentes cadenas. Dicho esto, Amsterdam también tiene una muy buena selección de cines grandes con los que estoy mucho más familiarizado. Los amsterdamers sin duda han oído hablar de estos cines y seguramente han estado en los tres, pero seguramente a los visitantes de la ciudad les gustaría ir a uno de ellos como plan alternativo ¡Especialmente si los efectos de la noche anterior les están impidiendo de repetir de nuevo!

Eye Film Institute Netherlands

Me mudé a Amsterdam en agosto de 2012, menos de 6 meses después de que el Eye Film Institute Netherlands (o el “Eye” como como lo conoce todo el mundo) abriera las puertas de su elegante edificio futurista en las orillas del río Ij. Este fantástico edificio es el hogar de decenas de miles de películas archivadas, carteles de películas y fotografías, como parte de un programa de rotación de exposiciones y proyecciones de películas. La primera vez que visité el Eye hace unos años, hubo una exposición sobre la vida y obra de Stanley Kubrick , con proyecciones de todas sus grandes películas a la vez. Lo que más me gusta del Eye es que con esas proyecciones de las obras de Kubrick y otros, da a las nuevas generaciones oportunidad de descubrir grandes obras de arte como ‘La chaqueta metálica‘ y ‘La naranja mecánica’. También tuve la oportunidad de ver ‘Lo que el viento se llevó‘ y ‘Lawrence de Arabia’. Nadie puede negar que la famosa escena en el Desierto de Nefud se ve cien veces mejor en la gran pantalla que en el salón de casa. Aparte de las películas clásicas, el Eye también está especializado en cine de otros países del mundo, películas holandesas subtituladas en inglés, así como grandes producciones de Hollywood. Visitar el edificio es también una experiencia en sí misma, el espacio interior parece inverosímil cuando nos fijamos en la forma elegante y aerodinámica que se ve desde el exterior, ¡además tiene un gran bar con unas vistas increíbles al río Ij!

Filmhallen

Un cine más nuevo todavía que el Eye es el Filmhallen, ubicado en Amsterdam-West, justo al lado de la Kinkerstraat. Yo lo considero mi cine “local”, ya que sólo necesito 5 o 10 minutos en bicicleta para llegar. Me considero afortunado de tener un buen cine lo suficientemente cerca de casa para llamarlo mi cine “local”. Aunque el Filmhallen forma parte de una cadena nacional más grande, no lo parece en absoluto: el edificio es muy acogedor: imaginad un clásico edificio de ladrillo visto y una iluminación muy cuidada. Aparte de los grandes lanzamientos, el Filmhallen también proyecta películas de cine independiente y documentales. Sin embargo, el Filmhallen representa sólo la mitad de lo que esta antigua estación de tranvía es ahora, ya que dentro del mismo edificio se encuentra el mítico Foodhallen. Este mercado estilo street-food está lleno de puestos de comida que venden de todo, desde jamón de jabugo hasta ostras. Si bien es cierto, es un poco caro, el Foodhallen está lejos de estar tan concurrido como lo estaba antes, ya que muchos de los hipsters de la ciudad se han reubicado. De modo que se ha convertido en el sitio ideal disfrutar de una cena, acompañada de un gin-tonic, antes o después de ver una película en la puerta de al lado.

Pathé Tuschinski

El Pathé Tuschinski, justo al lado de Rembrandtsplein, bien podría ser el primer cine al que fui en Amsterdam, pero no estoy seguro del todo. De lo que estoy 100% seguro es de que fue el que me causó mejor impresión. El Tuschinksi fue construido en los años 20 por un precio desorbitado. Tanto su diseño interior como su fachada exterior muestran una gran variedad de estilos arquitectónicos, incluyendo la Amsterdam School, Art Deco y movimientos Art Nouveau. Al entrar en el vestíbulo te da la impresión de que has retrocedido en el tiempo, con una gran escalera doble que conduce a un balcón. La joya de la corona es la sala principal del cine, donde frecuentemente se hacen las premieres de películas holandesas, así como de los éxitos de taquilla de Hollywood. El Tuschinski también hace las funciones de sede en Amsterdam para las retransmisiones en directo de las obras de teatro del National Theatre Live. Fui a ver un par de esas obras, incluyendo una actuación que se vió afectada por el tiempo cuando una tormenta en el canal inglés interrumpió la transmisión (pero nos compensaron debidamente con una taza de té). Además he asistido a otros eventos no relacionados con el cine. Si te decides a ver una película en el Tuschinski, debes saber que te adentrarás en el corazón de Amsterdam, por lo que después podrás disfrutar de las increíbles luces de la ciudad.

Versión en inglés

Deja un comentario


Warning: Parameter 1 to W3_Plugin_TotalCache::ob_callback() expected to be a reference, value given in /homepages/41/d608585886/htdocs/clickandbuilds/mrMarshall/wp-includes/functions.php on line 3509